25 mar. 2012

Tutorial tartas de chuches

Como me han preguntado varias veces y la última uno de mis primeros encargos de desconocidas voy a hacer esta entrada explicando cómo hacer una tarta de chuches.
La verdad es que no tiene mucha ciencia, ni siquiera hay que ser muy mañoso, lo que sí que hay que tener es paciencia porque si la quereis hacer grande tiene mucho trabajo.

Lo primero es decidir cómo la queremos, colores, tamaño... lo mejor es tenrlo bastante claro desde el principio porque sino compramos chuches que luego no usamos y nos faltan otras. Así que como en todo, debemos planificar antes de empezar.



En la imagen, la tarta de debajo a la derecha no la he hecho yo, era de una comunión a la que asistí pero puede servir de inspiración, una pena que la tienda donde la vendían la han quitado.
Vamos por los materiales:

  • Los palillos o pinchitos. Podemos utilizar cualquiera de las dos versiones. Los pinchitos de colores sirven igual que los palillos de madera de toda la vida, pero los primeros son menos peligrosos porque no se parten tan facilmente y se puede ver la punta que no queda fea, incluso decora. (los venden en meradona). Yo la verdad es que uso los de madera, primero porque son bastante más baratos y después porque no me gustan los de colores ya que casi siempre hago la tarta de unos colores determinados y los pinchitos los venden de colores variados y muy chillones, ¡en fin! que sobre gustos no hay nada escrito, estas son las dos posibilitades que conozco. Yo para rematar el palillo de madera pongo una gominola pequeñita en la punta y así adorna más, auque otras veces he optado por empujarlo hasta esconderlo del todo.
  • La base de la tarta, en las tartas de chuches la base es ficticia, es decir que no hay bizcocho debajo, podemos usar varios materiales pero los más fáciles de conseguir son el corcho blanco y las bases verdes para las macetas que venden hasta en los chinos, el problema que yo les veo es que son siempre rectangulares y no muy grandes por lo que no podemos hacer tartas redondas que a mi particularmente me gustan más, el segundo que deben ser más tóxicas por que hay que forrarlas con algo más grueso que un simple papel de seda, aunque la verdad es que como no las he usado nunca no lo sé, yo he visto algunas que las forran con papel de plata pero la verdad es que no me gusta nada cuando asoma entre las chuches.
           El corcho blanco podemos des comprar una plancha en una tienda de bricolage tipo Leroy Merlín a   pedirlo en la tienda más cercana a casa de electrodomésticos, ya que estos suelen venir en cajas con bastante poliespan (así es su nombre técnico.) Estas planchas luego tendríamos que cortarlas en redondo con un cuchillo que suelta muchísima viruta o con algo caliente como por ejemplo una aguja de hacer punto o un alambre grueso calentándolo al fuego de manera que va derritiendo el corcho y no mancha nada auque hay que tener mucho cuidado. La última opción comprarlo cortado. Yo la verdad es que la primera vez lo corté con cuchillo, la segunda con el invento del cable caliente, otra me la regaló un amigo que en su carpintería lo usan para hacer moldes o algo así pero es mucho más denso y me costó la propia vida clavar las chuches. Esta última es la que tengo guardada. ahora he descubierto un sitio donde las venden ya cortadas pero no he comprado nada todavía: megasilvita, también hay una tienda en Alcalá de Guadaira que los venden, la verdad es que son muy baratos yo creo que compensa ¡pero claro esto no lo había antes!.
Si quieres hacer varios pisos debes de tener en cuenta que deben sobrar un mínimo de 5 cm alrededor de cada base, a mí me gusta incluso un poco más, por ejemplo si la primera base tiene de diámetro 30, la segunda no debe ser mayor de 20 ya que sobrarán 5 cm alrededor, hay que tener en cuenta que hablamos del diámtro de la circunferencia, será un radio de 15 cms y otro de 10 cms, de ahí que sobren 5 cms.
  • Y lo más importante, las chuches, yo las compro en naves que venden también a particulares y al venir en bolsas más grandes son más económicas, suelo ir al polígono Hitasa frente a Hiperplato que hay dos naves muy grandes de chuches, una se llama Super Belen y la otra o me acuerdo pero está al lado. Y bueno a elegir chuches que se puedan clavar facilmente, esponjitas, gominolas, lenguas, regaliz.. en fin!!! todo un abanico de dulces posibilidades. ¡suerte! ¡seguro que os queda preciosa y sobre todo deliciosa que con estas tartas no hay sorpresas con el horno!

24 mar. 2012

Tutorial transfer camisetas.

Qué cómodo es esto de las nuevas tecnologías, los papeles transfers son un invento.

 Los hay de muchas marcas pero a mí la que mejor me va es la de Data Becker, lo venden en papelerías y en tiendas de informática, yo lo compro lo mismo en Media Mark, que en el Corte Inglés o en Arguelles.

La técnica es bien sencilla:

Eliges el dibujo que le quieres poner a la camiseta o  la fotografía, lo pones al tamaño que te interesa, lo imprimes de prueba para tenerlo claro y cuando ya está listo lo imprimes en el papel transfer.

Si usas el papel para camisetas oscuras, (que si no teneis mucho vicio con los ordenadores es lo que os aconsejo), sólo hay que imprimirlo y ya está, se recorta, se retira el papel que lleva detrás como si fuera una pegatina  y se plancha por el derecho poniendo un papel especial entre el dibujo y la plancha. Las instrucciones vienen en la caja del papel.

Si por el contrario, usais el papel transfer para camisetas blancas entonces hay que invertir el dibujo en el ordenador porque para plancharlo hay que ponerlo boca abajo y si tiene algo escrito las letras deben quedar como si las estuvieras viendo en un espejo. Luego igual, recortar, despegar y planchar teniendo la precaución de poner el papel de cera entre el transfer y la plancha.

Yo para rematar le pinto alrededor con pintura de relieve, le hago un marquito o bordeo el dibujo y queda de lujo.

Esta es la última que he hecho, le he añadido un lacito y para darle ya un toque más personal le he añadido el nombre de la niña a la que va dirigida.


Un traje pintado

La verdad es que empecé el traje por darle utilidad a la tela porque la vi en el cajón y pensé que si no le hacía algo a Marita con ella ahora... lo mismo dentro de nada ya no se viste así, con algo de hilo tan clasiquito, como a mi me gusta y... aunque no le iba mucho con nada que tengan los niños, decidí ponerme manos a la obra y la verdad es que estoy encantada con el resultado, ¡ tanto, que estoy planteándome si ponérselo para la comunión de Emilio y comprarle algo a los otros que le vaya!.

Cuando lo terminé, sin ponerle la pintura, la verdad es que estaba muy mono, de hecho no me animaban precisamente a pintarlo, pero es que a mí se me había metido la idea en la cabeza y ¡ tenía que probar !. ¡Estoy encantada! me ha quedado realmente espectacular! la verdad es que acabo de terminarlo, lo mismo ahora cuando lo enseñe me dicen que les gustaba más antes, no creo, por lo menos a mí ¡ me encanta así !


El patrón es de un traje trapecio normal con varios fuelles delante y detrás, lleva un forro cortado en tres para ir dandole cada vez más vuelo, ya que el forro no lleva los fuelles. en el último volante lleva otro sobrepuesto de tul para darle aún más vuelo al traje y por último se remata con una tirita bordada pequeña.

El forro sólo he conseguido darle la vuelta en el escote, en la sisa al final lo he tenido que hilvanar y terminar a mano con una puntada invisible porque era incapaz de coserlo y darle la vuelta, no tengo ni idea de qué hay que coser antes si el escote la sisa o qué, al final opté por dejarlo, porque lo he hilvanado y descosido nosé cuantas veces sin conseguirlo, si alguien sabe... que me ilumine porfavor porque tengo otros hechos así y quedan perfectos pero de una vez para otra me olvido de como se hace.

Lo he pintado con pintura de tela de relieve, he procurado repetir las flores de la tira bordada. Lo único que creo que no le hacía falta era el dibujo del escote que quizás me gustaba más sin nada pero bueno tampoco queda mal, yo la verdad es que estoy encantada con mi nueva obra y esperando un día importante para ponerselo. ¿Hará bueno el Domingo de Ramos? Sería un día estupendo, ¡ahora me toca pensar qué ponerle a los niños!.

La tarta de la seño.

Uff! ¡menuda papeleta!.

 El domingo, mi hijo me dijo que su seño les había dicho, que como se jubilaba la seño de música, le iban a hacer una fiesta el miércoles y que si yo le podía hacer una tarta.

Yo le pregunté ¿no serán galletas hijo? yo es que lo de las tartas no lo domino... pero no !  por lo visto tenía que ser una tarta y además la seño le dijo, que como sabía que iba a ser muy bonita, que se la iban a regalar para que se la llevara a su casa.¡Dios mio qué responsabilidad! yo que no domino mi horno, que las tartas acaba mi madre haciendo un rosco y yo decorándolo.... decidí que era el momento de cogerle el punto al mio que igual que se lo he cogido con las galletas... tenía que conseguirlo con el bizcocho pero... casi tengo que pedir un préstamo de tanta harina, huevos y azucar que gasté. Hice dos que tuve que tirar de lo mal que salieron, ni subían ni nada, y luego otros dos que subieron pero como una cuesta, al final... hice un montaje con los dos, lo bañé con leche y anís que luego recordé que era mejor con wiski o ron pero... como algunas recetas de bizcocho llevan anís..., luego comencé a forrarla con fondant, al principio iba todo fatal pero luego la verdad es que el resultado no está nada mal después de tantos contratiempos.


La receta del bizcocho es la de toda la vida de mi madre que es bastante parecida a la del yogurth.

LLeva:

1 taza de aceite
3 de harina
2 de azúcar
2 o 3 huevos. (aunque mi madre le pone sólo 1 y le sale bien)
1 vaso  de leche
 un sobre de levadura
y
 un chorrito de anís o ralladura de la cáscara de un limón.

Precalenté el horno a 220º y estuvo 1hora pero no sé porqué subió en las dos ocasiones sólo por un lado, la primera vez pensé que no había mezcaldo bien la levadura pero la segunda.. no sé la causa, y es que esto del horno de convección no lo domino, está bien porque es pequeño y tiene todas las funciones pero... lo malo es que no le cojo el punto con la repostería.

Las florecitas de arriba las hice con el fondant planito y enrollándolo muy estrechito, las galletitas las hice con fontdant y el pelo y algunos detalles con glasa, pero casi nada, porque lo hice todo el mismo día y ya estaba cansada, ya que estuve toda la tarde y parte de la noche, la verdad que a los pobres niños no les hice ni caso, ni tareas, ni baño, ni cena... ¡tarta y galletas toda la tarde!

Por supuesto a la seño le encantó, aunque a la profe que iba dedicada no la he visto, así es que no sé si estaba rica o no, creo que me quedaré con las ganas de saberlo porque no creo que me diga que estaba incomible, será educada, así es que... será una incognita si lo del anís resulta. Porque el bizcocho sí estaba muy esponjoso porque lo probé. (como uní dos...)

Traje de Pastora

Más vale tarde que nunca y aunque estemos en febrero voy a publicar el traje de pastora que hice estas navidades para mi sobrina Celia, como mi hermana me dijo que me iba a pasar fotos y brillan por su ausencia... pues se lo he puesto a Marita y ¡ya está!.
 La verdad es que hacer el traje para ahorrarte el dinero, en este caso, no merece la pena, porque, la verdad es que sale bastante caro, con tanta tira bordada y cintas... ahora que, si es para hacer algo distinto y tener el gusto de hacerlo... pues.. la verdad es que sí, porque tampoco tiene tanto trabajo.

He intentado hacer un esquema pero no sé si quedará claro, es que lo de hacer un patrón no lo veo fácil porque las medidas ¿cómo las pongo? en fin, la verdad es que no tiene mucha ciencia porque la falda es un sinmple rectángulo fruncido, cosidas las dos telas (falda y forro) por arriba, y luego una costura más a dos o tres cms para meter la goma de la cinturilla, la verdad que soy fullerilla y yo desde luego cosí el pespunte trasero con las dos telas a la vez que ya sé que no se hace pero fué lo más cómodo.

Bueno, ahí va la idea, que me la déjó copiar una mamá del cole que la tenía de su hija. ¡Gracias Meme!.

Qué emocionante!

Qué emoción tengo una seguidora desconocida y encargos de desconocidas! M'encanta este mundo virtual!! Qué pena no tener tiempo para hacer entradas todas las semanas! He hecho un montón de cositas y como parece que va a llover... Lo mismo me quedo en casa actualizando el blog, aunque claro, no doy a basto porque si hago entradas, no pinto, ¡¡en fin!! Que estoy muy emocionada.¡Manos a la obra!

4 mar. 2012

REGALITO DE BIENVENIDA

Mi marido ha estado fuera por motivos de trabajo unos 10 días y mis hijos, el día que volvía querían hacerle un ragalito porque le habían echado de menos. (¡Me lo tenían que haber echo a mí que he bregado sola con los 4 dos semanitas completas!) En fín! que se me ocurrió poner en práctica una idea que había visto en Kireei. Era bonito y barato y sobre todo un recuerdo muy especial:

MENSAJE EN UNA BOTELLA.

 



















Dentro fuimos escribiendo lo que habíamos sentido cuando no estaba, lo que lo echábamos de menos y yo añadí frases que habían dicho los niños durante su ausencia como ésta que me encantó:
  • "Sin papá puedo estar un día pero más...no".
(¡Alucinante con lo gruñon que es mi esposo!. Y es que el amor.... no tiene límites).


La botellita la compré en el chino a 0,75 Euros y la cajita también. luego forré la tapa de la caja que tenía un dibujo infantil y como me quedó un poco descentrado el cartelito decidí hacerle una especie de sello con un lacre que tenía guardado y todas las tiritas de papel que me habían sobrado de los rollitos.

Los rolitos de papel eran de papeles que yo tenía por casa y algunos los imprimí. Los escribimos y los enrollamos sujetándolos con las gomillitas pequeñas para el pelo.

A la botellita le añadí el detalle de la cuerda anudada a su cuello para que fuera un poco más "vintage"... y... por último,  la cajita en la que metí un poco de papeL de seda para darle prestancia.

 La caja podía haber sido en otro tono más acorde con los papeles pero como se me ocurrió ese mismo día....  me tuve que conformar con lo que encontré.

La verdad es que le gustó mucho y nosotros disfrutamos haciéndolo.