23 ago. 2012

Mesas dulces o sweet table


¿No las conoces? Pues debes saber que es "lo más" en cualquier celebración. Se trata de montar una mesa de chuches o dulces pero decorada y sin dejar atrás ningún detalle, una mesa en la que puede imperar cualquiera de las leyes compositivas que se utilizan al pintar un cuadro o decorar un espacio. A mi particularmente me gusta la simetría aunque hay ocasiones en las que una asimetria con un elemento que destaque sobre el resto... Tampoco queda nada mal.

En fin! Que como me gusta tanto el tema de la decoración y de las celebraciones y no tengo tantas fiestas en las que usar este arsenal del que me he ido aprovisionando estos años... He decidido sacarle rendimiento y dedicarme a montar estas mesas para otros. La verdad que esto llevo haciéndolo estos últimos años en plan altruista para familiares y amigos pero.... Voy a empezar a hacerlo por encargo, porque ya que me han ido saliendo cosillas sueltas y mejor monto yo la mesa y así veo el resultado final.



Para las mañosas os diré que los trucos para que la mesa quede bonita que no son pocos:

1.- Elegir el color dominante ( pueden ser dos) y que prácticamente todo lo lleve.
2.- La composición.
3.- Que el mantel llegue al suelo o la mesa o el aparador sean bonitos de por sí.
4.- Unificar personalizando con etiquetas, de forma que cualquier cosa que no tenga el color elegido pueda llevar al menos una etiqueta diseñada en los mismos tonos en la que se nombre al homenajeado o identificando el producto ( sandwich de jamón york, paté....)
5.- Que tenga diferentes alturas.


Estas que os he mostrado son algunas de las que yo he montado pero en internet hay muchísimas y maravillosas para coger ideas como:



En fin! Que si me necesitáis para haceros las diferentes etiquetas, podéis escribirme un correo y os doy precios, si sois de las "poderosas" que desean todo resuelto sin ninguna complicación aquí me tenéis, estos son algunos de los productos que pueden ir sobre una mesa dulce, todos ellos etiquetados y personalizados.








Stand de 24 cupcakes vestidos acordes al evento y con buttercream del color elegido así como con sprinkles ( bolitas fideos de colores...) ( Es que aunque no sé inglés, como todos los productos y mesas de este tipo que suelo seguir son ingleses, no sé ni su traducción en español.)  Lo ideal en una mesa son dos para que sea simétrica.














Tarta de chuches de la que ya os hice un tutorial en esta entrada.












Las galletitas con la forma elegida en su bolsita de celofán con etiqueta y lazo. Podéis usarlas como decoración de la tarta, como en la de la comunión de mi hijo Curro abajo a la derecha, de decoración en la mesa, o para dar a cada uno de los invitados de recuerdo.














Botellitas recicladas y etiquetadas, algo muy econocmico y que luce mucho.







Los vasitos etiquetados de algodón o palomitas.














Los pomperos, aunque esto en el tema comuniones ya apareció en su momento, lo vuelvo a comentar para que no quede separado del resto.










Y por último invitaciones a fiestas o cumples a juego con toda la mesa 25 euros 30 unidades y los recordatorios de comunión personalizados con el dibujo de la niña o del niño tal como va vestido 50 euros, si es un retrato son 60 euros siempre hablando de 30 unidades. Puedes ver aquí algunas: Comuniones y cumples.

En fin espero que haya más de una o uno, dispuesto a poner en mis manos una celebración completita y con la que esplayarme a gusto. Os puedo asegurar que tengo cientos de ideas para poner en práctica, hasta ahora ha sido una de mis mayores aficciones y con un poco de suerte puede ser algo más.

Espero que os guste y me escribáis pronto para hacerme encarguitos a: maritahdez@msn.com.

Por cierto si necesitáis fotógrafo, todo puede quedar en casa porque mi "querido esposo" se dedica justo a eso.
La fotografía.




22 ago. 2012

Personalizando con etiquetas.


No es por nada, pero cuando personalizas algo con etiquetas, cambia radicalmente convirtiéndose en algo único y llamativo siendo anteriormente y en muchas ocasiones algo de deshecho pasa a ser decorativo y llamativo. ¿No os parece cierto viendo estas latitas de aceitunas y estas botellitas? ¿A que son monísimas?.

¡M`encanta reciclar!  De las latitas de aceitunas ya os hablé en otra entrada (aquí) pero ¿qué me decís de las botellitas?

Pues estas botellitas son recicladas. Le pedí al dueño del "chiringuito" de al lado de mi casa que me hicieran el favor de no tirar las botellitas de zumo y me las fueron guardando. ( El bar en cuestión se llama Casa Juanito tambien conocido como casa Gaspar ya que es este señor el que lo regenta desde hace muchos, muchísimos años. Está en la orilla, entre Sanlucar y Chipiona, en la playa de La Jara y os lo aconsejo si venís por estos lares porque se come fenomenal, (si es para el tema de las botellitas podeis conformaros con el que tengais al lado de casa, jeje)) Se portaron de lujo y para el cumpleaños de Celia y Carmen ya tenía 20 botellitas a las que les pegué la pegatina a juego con las servilletas y platitos de flores de Ikea y otra pegatina rosa con lunares blancos que es el modelo que más me gusta con diferencia, y con el que decoré la tarta, por último les puse un lacito y lucieron así de "kukis" (Como dice mi vecinita Berta).

Si eres mañosa sólo tienes que utilizar Photoshop medir la botellita de la que dispongas para el tamaño y listos, yo os dejo aquí el modelo que hice pero tendreis que añadir el nombre vosotras.




Si eres "poderosa" y quieres algo personalizado a juego con tu vajilla o con un diseño más especial no dudes en ponerte en contacto conmigo que te puedo hacer el diseño por un módico precio.

Seguro que tanto "mañosas" como "poderosas" triunfais con esta idea en vuestro próximo evento.

20 ago. 2012

Los cakepops o bizcobolas


Por fin he podido hacer los famosos cakepops, aunque estuve a punto de reciclar los palitos del Foster Holliwood, en el que cenamos un día y los niños pidieron dos platos que presentaron con palitos... (Cakepops y salchichas con esta misma forma) pero al final no los cogí, al fin y al cabo eran pocos, por lo que un día cogí el coche y me planté en la tienda de Megasilvita dispuesta a comprar sólo lo estrictamente necesario.
Compré los palitos en un tamaño mediano, y los candy melts en rosa, ya que estaba y por consejo de Silvia, la dueña, compré también un spray para desmoldar los bizcochos que la verdad me ha facilitado mucho las cosas, además me traje una nueva pasta de azucar para hacer flores y por último, no me pude resistir a comprar un molde con expulsor de un cochecito de bebé para los próximos bautizos ( ya que mis hermanos están los dos esperando un bebé para final de año) y después de estas compras salí de allí un poco agobiada por lo gastosa que soy y deseando llegar a casa y tener un ratito para ponerme a practicar, aunque al final no me dió tiempo y lo hice todo entre el día antes y el del cumple.

Bueno, a lo que iba, mi experiencia con los cakepops, no os puedo dar la receta porque fué todo a ojo, pero no tiene mucha complicación.




Con el sobrante de nivelar los bizcochos y la parte de arriba de las magdalenas que  corté para decorar, hice migas, concretamente le dije a mi hijo Emilio que me lo desmenuzara él mientras yo estaba con otra cosa. Después le añadí una cucharada grandecita de queso filadelfia y puse a mi pinche a amasar.












Tiene que quedar una masa que no esté pringosa, si te pasas con el queso le tienes que añadir más migas y si te quedas corto y no consigues que se queden las bolas unidas, pues hay que añadirle un poco más de queso.















Luego entre mi hijo y yo fuimos haciendo bolas y colocándolas sobre un plato.











El siguiente paso es derretir chocolate para bañarlas. Yo derretí los candymelts porque me hacía mucha ilusión que fueran rosas y utilizar este producto del que tanto había leido y que aquí en España era casi imposible encontrar. Los derretí en el micro en sesiones de 30 segundos, removiendo entre cada una de ellas y me quedó estupendamente, aunque la verdad es, que es un poco más espeso que el chocolate normal por lo que a la hora bañar las bolas fué un poco trabajoso.






Tal y como había leido, mojé primero la punta del palito en el chocolate y éste en la bola, seguidamente las metía en la nevera para que al solidificar el chocolate se quedara pegado a la bola, pero quizás no estuvo suficiente tiempo, porque muchas se me caian dentro del chocolate y al final desistí y en vez de bañarlas por inmersión, me dediqué a mojar un cuchillo con el chocolate y dándole vueltas al palito las iba pintando.












Por supuesto no me quedaron lisitas ni mucho menos, pero no estaban mal, según he leido después, para que queden lisas hay que poner el chocolate más liquido añadiéndole unas gotitas de aceite de girasol o manteca, yo esto no lo probé, me conformé con la textura que me quedó.








Por último y antes de meter las bolas en la nevera les iba pegando una bolita plateada o varias perlitas pequeñas.


Para que estos chupachups no se pegaran unos con otros los fuí metiendo en las latitas donde los iba a presentar (ya os hablaré de ellas en otra entrada) y para que no se cayeran hacia los lados, después de mucho pensar, decidí llenarlas de arroz de manera que así no se tumbaban. Lo que había leido era que se clavan en un corcho pero... como no soy previsora.... la verdad es que el invento funcionó.



Son fáciles de hacer, para ser los primeros no me dieron muchos problemas, podía haber sido peor.  Y a todo el mundo le encantó porque además estaban buenísimos. Los candymelts son simplemente chocolate blanco coloreado, a lo mejor pruebo un día a hacerlo en casa.

El cumpleaños de Celia y Clara




Este año, para celebrar el cumpleaños de mis sobrinas he puesto en práctica muchos de mis conocimientos teóricos adquiridos en la red y además, mis amigas me han ayudado con sus recetas y su experiencia con lo que la verdad es que el resultado no estuvo nada mal, las fotos son preciosas, pero el resultado del conjunto se puede pulir, porque lo que yo pretendo es hacer cumpleaños como los de "las páginas de verdad", una amiga dice que eso es de profesionales, pero... ¡digo yo...! profesionales ¿de que? de cocina, de decoración.... en fin que yo creo que es ponerse, echarle tiempo, ver muchas, muchas páginas para coger ideas y.... bueno, otra cosa importante es el vil metal, porque ¡claro! no es lo mismo un mantel de papel que no llega al suelo, que uno de tela que sí llegue, no es lo mismo tener una mosquitera fantástica, que no tenerla, en mi caso si la tengo, me costó 12 o 13 euros en la tienda Aloja do gato, ¡pero claro! también hay que tener sitio donde guardar tanto chisme, porque para colmo dependiendo del tema será un color el dominante y .... ya no cabemos en casa con tanto mantelito, rosa, amarillo, azul y qué deciros de juegos de platos y vasos y servilletas.. ¡en fin! que o le saco partido a todo este ajuar festivalero o no voy a poder celebrar los cumples en condiciones.

Bueno, en esta primera entrada os dejo la invitación sin la foto de las niñas, por si la quereis utilizar para vuestro cumple, sólo teneis que imprimirla, lo ideal es hacerlo en papel fotográfico, en el lidlel lo venden a veces y sale muy bien de precio, sino en cualquier papeleria podeis comprar un paquetito pequeño, también podeis llevarla a una tienda de fotos y encargarlas, si quereis escribir los datos personales podeis hacerlo a mano por detrás y para colocar la foto de vuestra niña lo mejor es utilizar un programa fotográfico como photoshop o gimmp. El primero es de pago pero podeis descargar un mes de prueba, luego si no os parece excesivamente complicado podeis comprarlo (es carísimo y no creo que le saqueis todo su jugo) o pedirlo prestado, en la red hay muchas páginas donde lo podeis pedir, es cuestión de buscar o... descargaros gimp que es sofware libre y no tiene esos inconvenientes, podeis instalarlo en windows y para las mamas de andalucía que tengan niños entre 14 y 11 viene preinstalado en los ordenadores portatiles que les han dado a los niños.
Bueno, al grano:

Ambos programas funcionan a base de capas, es decir que cada elemento que añadimos está sobre el anterior en una capa nueva, a modo de acetatos, uno sobre otro, de forma que en este caso tenemos que crear una capa nueva y ponerla debajo de mi imagen, en esta capa nueva colocamos la foto, si es grande o pequeña le cambiamos el tamaño. Después lo que yo suelo hacer, es unir la imagen, guardarla como jpg  crear un documento nuevo del tamaño de un folio para pegar nuestra imagen final para ver cuantas caben en el folio y no desperdiciar papel. En este caso caben 4 por folio.Para descargarla pulsa el botón derecho del ratón.

Bueno tambíen tendreis que escribir el nombre de la niña, sería en una capa aparte.

De forma que para poder hacerlo necesitais hacer los siguientes tutoriales de photoshop:



Descargar el programa un mes de prueba. Photoshop cs2 en inglés. Por el momento sólo lo he encontrado en inglés, si lo encuentro en español lo colgaré.
1.- Crear capa nueva.
2.- Cambiar tamaño de una foto.

En Gimp:

Descargar el pograma gratuito desde Softonic.

1.- Primeros pasos con Gimp.
2.- Las capas en Gimp.
3.- Cambiar el tamaño de una foto. Este enlace es más sencillo y fácil de entender que los anteriores puesto que lo ha escrito una compañera mia de Asturias para sus alumnos de 4º de ESO. Con él os podeis hacer una idea general del programa y sus utilidades.



12 ago. 2012

Etiquetas para la cocina.


ETIQUETAS PARA MI COCINA.


Pues sí. Me gustan los conjuntitos, no sólo a la hora de vestir sino también en casa.

Mis niños van iguales y conjuntados, (todavía se dejan) me gustan los bikinis iguales ariba a bajo, no me gusta nada esa moda de cada uno de una manera... y donde se ponga una habitación conjuntada en la misma gama..... verás... entiendo los contrastes que también me gustan, pero.... un conjuntito personalizado... ¡me pierde!

 Así es que ni corta ni perezosa, este año le ha tocado a mi casa de la playa y hoy os eneño mi cocina, que he llenado de pegatinas etiquetando latas y cajas para no tener que abrirlas todas cada vez que busco algo. Para hacerlas escaneé una tabla de corte que compré en Badajoz en la tienda de mi amiga Maribel Dekasas, que tiene unas cosas preciosas y superbaratas y compré también el peso a juego, así es que este verano he escaneado ese diseño de naranjas y he llenado toda mi cocina de ese color espectacular y llamativo que en verano referesca hasta la cocina. Amarillo.

Si os las quereis descargar... aquí os las dejo. El especiero es de Ikea y las latas de cereales de cuando los niños eran chicos.

Si quieres las pequeñas sólo tienes que recortar estas y añadirle el nombre que te interese.